Rosacea y Cuperosis

La rosácea es una enfermedad cutánea crónica cuyos síntomas incluyen enrojecimiento, granos o espinillas y en etapas más avanzadas, el engrosamiento de la piel. En la mayoría de los casos la rosácea sólo afecta la cara. La cuperosis por otro lado, es un problema de circulación por el cuál se forman pequeñas varices en la cara.

Hay 48 productos.

Comprar Rosacea y Cuperosis

La rosácea es una enfermedad cutánea crónica cuyos síntomas incluyen enrojecimiento, granos o espinillas y en etapas más avanzadas, el engrosamiento de la piel. En la mayoría de los casos la rosácea sólo afecta la cara.
La cuperosis por otro lado, es un problema de circulación por el cuál se forman pequeñas varices en la cara.

Características de la piel con cuperosis
La cuperosis es una alteración estética de la piel que posee una mayor prevalencia en las mujeres, sobretodo en aquellas con piel sensible, blanca (fototipos 1 y 2) o fina con tendencia a enrojecerse con facilidad.  
En principio no está catalogada como una enfermadad dérmica.

El paso de cuperosis a rosacea
Si durante la aparición de los primeros síntomas de cuperosis no se toman las medidas necesarias ésta puede derivar en rosácea, que sí es un patología dérmica y provoca un eritema crónico en el rostro que afecta principalmente a mujeres de edad avanzada. También se podrán apreciar otras consecuencias como edema facial, póstulas e incluso lesiones de tipo ocular como conjuntivitis. Por este motivo resultan muy relevantes las medidas de prevención que adopte cada persona. 

Causas de la cuperosis
- Factores internos: estrés, nervios, situaciones emocionales extremas, fatiga, exceso de tabaco y alcohol, dieta poco equilibrada, herencia familiar o patologías que afecten a la circulación.
- Factores externos: variaciones térmicas, traumatismos, aplicación de productos químicos o la exposición a sustancias tóxicas.  

Tratamientos recomendados para la rosacea y la cuperosis: higiene, protección e hidratación
La higiene facial es crucial para tratar con éxito la cuperosis,  ésta debe ser suave y aportar hidratación. Los productos más recomendados son leches, geles limpiadores, tónicos, aguas termals y micelares y panes dermatológicos. Se aplicarán en el rostro y cuello un par de veces al día, por la mañana y noche. Asimismo también se aconseja el uso de mascarillas calmantes e hidratantes almenos dos veces por semana y se desaconseja la utilización de exfoliantes. 
Tras una buena hidratación es necesario aportar nutrientes a la piel con la finalidad de que conserve su función. Las pieles con más tendencia a desarrollar cuperosis estan peor hidratadas la cual cosa favorece la falta de elasticidad. Oor este motivo deben aplicarse productos que sean capaces de retener el agua. Además deben contener protección solar para proteger la piel de los efectos nocivos del sol. 

¿Qué productos para tratar la rosacea y la cuperosis encontrarás en Missfarma?
En Missfarma recomendamos el uso de líneas como Bioderma Sensibio, Leti SR, Avene anti-rojeces y Uriage Roseliane. No obstante cada tipo de piel requiere de una solución personalizada, con lo cual os invitamos a contactar con nosotros para una atención individualizada.